lunes, 16 de noviembre de 2015

EL PRIMER BESAMANOS DE LA MACARENA


Imagen.- Besamanos de Nuestra Señora de la Esperanza Macarena.
Fecha.- 18 de diciembre de 1.925
Lugar.- Iglesia de San Gil de la ciudad de Sevilla (España)
Autor de la Imagen.- Desconocido.
Lugar de Procedencia.- Internet
      
      Algo que hoy parece normal, en el mundo cofrade sevillano, es sin embargo, reciente en la vida de Hermandad de las Cofradías de la ciudad Hispalenses. Hasta el año 1.925, las imágenes no eran expuestas para recibir los besos de sus devotos, es decir los besamanos no existían. Las imágenes no bajaban de sus altares, de sus pasos para estar cerca de sus fieles, para que estos se pudieran acercar a ellas, ver, de muy cerca, su rostro, contemplar sus ojos, besar sus manos. 

       En este mes de noviembre, se cumplirán noventa años, de aquel Cabildo que organizará la Junta de Gobierno de la Hermandad de Nuestra Señora de la Esperanza, Macarena, el 18 de noviembre de 1.925, en el que se decide organizar un besamanos, en el que los fieles, multitud de ellos, pudieran acercarse a la iglesia de San Gil, sede en aquellos días de la Hermandad, a besar las manos de esta querida imagen sevillana. En aquel Cabildo se decide "se celebre un besamanos a la Santísima Virgen que durará desde las 8 de la mañana a las 8 de la noche de los días 18 y 19 de diciembre para que puedan venir todos los hermanos a dicha ceremonia y todos los hermanos de nuestra Santísima Virgen, como recogen las crónicas macarenas de aquellos días.

         La priostía de la Macarena, dispuso para aquel primer besamanos la imagen de la Santísima Virgen estuviera a los pies del Altar Mayor de la Iglesia de San Gil, "con manto negro bordado en oro y saya blanca bordada en el mismo material que el manto, corona de oro. En su pecho un alfiler de diamantes y esmeraldas; y en una mano un impresionante anillo de brillantes y zafiros. rodeada por una gran cantidad de velas y flores". Como vuelven a contar las crónicas de aquellos días.

          Aquel besamanos sobrepaso cualquier expectativa, acudiendo a besar las manos de la Macarena gran número de fieles, Animando a la Junta de Gobierno a instaurar todos los años, al llegar el 18 de diciembre un besamanos, que bajara a la Señora de su altar, para que sus fieles la tuvieran muy cercana.