lunes, 11 de mayo de 2015

VÍA CRUCIS PENITENCIAL DE SEVILLA. CUARTA ESTACIÓN. JESUS ES NEGADO POR PEDRO



Del Evangelio según San Mateo 26,69-75

        Entretanto, Pedro estaba sentado fuera, en el atrio; se le acercó una sirvienta y le dijo: Tú también estabas con Jesús el Galileo. Pero él lo negó delante de todos, diciendo: No sé de qué hablas. Al salir al portal le vio otra vez y dijo a los que había allí: Este estaba con Jesús el Nazareno. De nuevo lo negó con juramento: No conozco a ese hombre. Poco después se acercaron los que estaban allí y dijeron a Pedro: Desde luego tú también eres de ellos, pues tu habla lo manifiesta. Entonces comenzó a imprecar y a jurar: No conozco a ese hombre. Y al momento cantó el gallo. Y Pedro se acordó de las palabras que Jesús habla dicho: “Antes de que cante el gallo, me negarás tres veces”. Y, saliendo afuera, lloró amargamente. 

ORACIÓN 

          Señor, estando maniatado y preso, volviste tu rostro hacia el apóstol Pedro, quien te negó tres veces y seguramente se estremeció y acordándose de tus palabras lloró amargamente su traición. Ciertamente, Señor, Pedro, desconcertado y temiendo por su vida, te abandonó cobardemente y hasta juró que nunca te conoció. Es verdad, Señor, que tu mirada cambia el corazón de los seres humanos. ¡Pero hay que dejarse mirar por ti!

No hay comentarios:

Publicar un comentario