lunes, 11 de mayo de 2015

LA PASION SEGUN SEVILLA. LA TRAICION DE JUDAS



   Aún estaba hablando, cuando llegó Judas, uno de los Doce, y con él un gran tropel de gente con espadas y palos, enviados por los sumos sacerdotes y los ancianos del pueblo. El traidor les había dado esta señal: "Al que yo bese, ése es; prendedle". Se acercó a Jesús y le saludó:

    - ¡Maestro!

     Y le besó. Jesús le dijo:

      - Amigo, ¡a lo que vienes!

      Entonces se aceraron a Jesús, le echaron mano y lo prendieron. Uno de los que estaban con Jesús sacó la espada, dio un golpe al criado del sumo sacerdote y le cortó una oreja. Jesús le dijo:

       - Vuelve la espada a su sitio, que todos los que manejan la espada a espada morirán. ¿O crees que no puedo pedir ayuda a mi Padre, que me mandaría ahora mismo más de doce legiones de ángeles? Pero ¿cómo se cumplirían entonces las Escrituras, según las cuales tiene que suceder así?

Mateo 26, 47 - 54

No hay comentarios:

Publicar un comentario