jueves, 16 de abril de 2015

LA PASION SEGÚN SEVILLA. LA ÚLTIMA CENA

 
  Durante la cena, Jesús tomó pan, lo bendijo, lo partió y se lo dio, diciendo:

      - Tomad, esto es mi cuerpo.

      Después tomó un cáliz, dio gracias, se lo pasó a ellos y bebieron de él todos. Y les dijo:

      - Esta es mi sangre, la sangre de la alianza, que será derramada por todos. Os aseguro que ya no beberé más de este fruto de la vid hasta el día en que beba un vino nuevo en el Reino de Dios.

Marcos 14, 22 - 25

Fotografía.- Víctor Hernández Mayoral.
Imagen.- Misterio de la Sagrada Cena de Sevilla en la Avenida de la Constitución.

No hay comentarios:

Publicar un comentario