miércoles, 4 de marzo de 2015

LA PASIÓN SEGÚN SEVILLA. LA ENTRADA DE JESÚS EN JERUSALEN


    Cuando se acercaban a Jerusalén, por Betfagé y Betanía, junto al Monte de Olivos, mandó a dos de sus discípulos, diciéndoles:  

    - "Id a la aldea de enfrente y, en cuanto entréis, encontraréis un pollino atado, que nadie ha montado todavía. Y si alguien os pregunta por que lo hacéis, contestadle: "El Señor lo necesita, y lo devolverá pronto".

      Fueron y encontraron al pollino en la calle atado a una puerta y lo soltarron.

     Algunos de los presentes les preguntaron:

     "¿Qué hacéis desatando el pollino?".

     Ellos le constestaron como había dicho Jesús; y se lo permitieron.
     Llevaron el pollino, le echaron encima los mantos, y Jesús se montó.Muchos alfombraban el camino con sus mantos, otros con ramas cortadas en el campo.Los que iban delante y detrás, gritaban:

    "¡Hosanna! ¡Bendito el que viene en nombre del Señor! ¡Bendito el reino que llega, el de nuestro Padre David! ¡Hosanna en las alturas!".

      Entró en Jerusalén, en el Templo, lo estuvo observando y, como era ya tarde, salió hacía Betania con los Doce.

Marcos 11, 1 - 11

No hay comentarios:

Publicar un comentario