lunes, 2 de marzo de 2015

CUADERNO SEVILLANO. SANTÍSIMO CRITO DE LA FUNDACIÓN DE LOS NEGRITOS




Esta tarde, sobre el Monte,
quedo ofrecida la Vida,
en solodas, por nadie custodiada,
quedo la Vida ofrecida.

El Sol oculto su rostro,
para que la Vida no buscará,
sendedos por donde ir,
su sangre nueva Morada.

Mi corazón te mira,
la vida ausente en tu mirada
y siente en su alma el dolor
de ver tu vida y tu sangre derramada.

¡Cuato dolor, Oh Cristo,
cuánta necesidad de un abrazo,
cuanta soledad en tu Cruz,
esta tarde el Calvario!

Quisiera abrazar tu Cuerpo,
dejándome abrazar por tu brazos,
pero austente el Espíritu
sólo siento el silencio de mirada.

Por eso, esta tarde, mi llanto
quiere ser brazo, para subir a la Cruz,
para asir tu yerto Cuerpo,
y descansar en tu costado, mi pesar.

Pero ante tanto dolor, tanta muerte,
mi alma se niega a mirarte,
a abrazarete, ausente, te extraña,
y en la Cruz, con tu soledad,
una vez más, te abandona.

Texto.- Víctor Hernández Mayoral.
Autor de la Foto.- Víctor Hernández Mayoral.

No hay comentarios:

Publicar un comentario