viernes, 20 de marzo de 2015

ANTE EL CRISTO DE LA BUENA MUERTE DE LA HINIESTA


Tengo en la Cruz mis brazos siempre abiertos
para que vengas pronto a refugiarte;
prenderte entre estos plazos, perdonarte,
cepos amor y de indulgencia ciertos.

Son dos ramos, dos ramas, son dos huertos,
derramando éste en flor de parte a parte,
que, de tanto quererte, y esperarte,
se quedaron exánimes y muertos.

Maduro el corazón, se dora en la era.
Contempla la amarilla primavera,
palmo a palmo, extendida por mis brazos.

Desde la Cruz te entrego el alma entera,
que se me cae a pares, a pedazos,
esperando respuesta: tus abrazos.

Texto.- Francisco Contreras.
Imagen.- Santísimo Cristo de la Buena Muerta de la Hermandad de la Hiniesta. Sevillla.
Autor de la Fotografía.- Víctor Hernández Mayoral. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario