sábado, 14 de febrero de 2015

EL CANTO AL CRISTO DEL AMOR EN LOS PREGONES DE LA SEMANA SANTA DE SEVILLA I


    El Amor, alfa y omega del domingo de hosannas, es, al atardecer, ese Cristo verdaderamente muerto que se levanta sobre la fe de sus hermanos, para interpelarnos: “¿Qué habéis hecho con el Amor de Dios?”. Y el nazareno, como el hijo pródigo, mira sus manos vacías y siente su pobreza: “Me levantaré e iré a mi padre y le diré: Padre, pequé contra el Cielo y contra Ti, ya no merezco llamarme hijo tuyo”. 
    Pero el Amor del Padre, por muy lejos que esté el tramo del nazareno, saldrá a su encuentro y no le dejará siquiera pedir perdón. Y cuando suena el compás de tres golpes de martillo y se vuelve al Salvador la verdad de un crucifijo, parece oírse una voz en los rincones más íntimos, que entona un canto de gloria sobre un silencio de lirios: 
“Nazareno del Amor, 
piensa que no ha muerto Cristo, 
¡y que es mañana de Ramos, 
en tu corazón de niño!”. 

TEXTO.- Pregón de la Semana Santa del año 1.997. Don Ignacio Montaño Jiménez
FOTOGRAFÍA.- Víctor Hernández Mayoral 

No hay comentarios:

Publicar un comentario